¿Todo Israel Salvo?

israel-645x250

¿Qué significa la promesa en Romanos 11:26 que “todo Israel ser salvo?”

Respuesta:

PRIMERAMENTE, consideremos algunos principios generales que encontramos en el Nuevo Testamento. (1) Dios no hace acepción de personas (Hechos 10:34,35). (2) El evangelio es el poder de Dios para la salivación de todo aquel cree, incluyendo judíos y griegos (Romanos 1:16,17). (3) Todo aquel que no obedece el evangelio ahora (de la raza que sea) estar excluido de la presencia del Señor en eterna perdición cuando Cristo viene otra vez (II Tesalonicenses 1:8,9).

ESTOS PRINCIPIOS BÍBLICOS CONTRADICEN la doctrina falsa que enseña que Dios promete una oportunidad especial para que los Israelitas incrédulos obedezcan a Cristo cuando Él vuelve. Según esta falsa teoría, en aquel tiempo (durante lo que ellos llaman el milenio) TODOS los israelitas que están vivos serán salvos por Cristo en alguna manera EXTRAORDINARIA. Otros van al extremo de decir que aún los que han muerto en sus pecados serán resucitados otra vez para tener una segunda oportunidad de ser salvos. “Y ASÍ TODO ISRAEL SERA SALVO”, explican los hombres. La respuesta se encuentra en el contexto de todo este capítulo y especialmente en Romanos 11:25-27 (LEALO CON CUIDADO).

Hay que recordar que en este contexto Pablo está explicando que DIOS NO HA DESECHADO A SU PUEBLO. Muchos israelitas habían sido endurecidos por su incredulidad y desobediencia a la Palabra de Dios. Dios había sido muy misericordioso y paciente para con ellos pero ahora había llegado el momento en que ya no siguió soportando su rebeldía y su actitud como pueblo contradictor. Ahora no les ofrecía ninguna esperanza de salvación mientras permanecían con esta actitud de desobediencia. Se encontraban condenados por Dios.

Por esto surgió la pregunta: “¿Ha desechado Dios a Su pueblo?” La respuesta es que “NO”. En ninguna manera dice la Biblia. ESTOS ISRAELITAS INCRÉDULOS NO SON EL PUEBLO DE DIOS. El pueblo de Dios es el REMANENTE CREYENTE. Los incrédulos han sido rechazados por Dios, pero esto no cambia en ninguna manera su propósito de salvar a SU PUEBLO VERDADERO al cual ellos ya no pertenecen por haber desobedecido la palabra del Señor. Estos han sido desgajados del olivo del Señor por su incredulidad (Romanos 11:17-22). Romanos 11:25 habla de lo mismo al decir que “ha acontecido a Israel endurecimiento en parte”. Un endurecimiento PARCIAL dice el texto. Mucha confusión pudiera evitarse si aceptáramos las claras palabras de la Biblia. No dice que Israel ha sido endurecido TEMPORALMENTE ni que pasará este endurecimiento y será reemplazado por la obediencia de las multitudes judías en el futuro. Enseña que hay endurecimiento PARCIAL no TEMPORAL.

La enseñanza es la misma de todo el capítulo: SOLAMENTE EL REMANENTE SERA SALVO, porque sobre muchos de la nación de Israel ha sucedido un endurecimiento. Son duros de corazón y así permanecerán. Por tanto, no podrán recibir la bendición del Señor.

También nos enseña por cuánto tiempo será así. Será así “hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles”. O sea hasta que el número completo (la plenitud) de los que obedecen de las razas no judías (los gentiles) entren en la salivación que Dios ofrece en el olivo (Su pueblo – el verdadero Israel de Dios). Es decir que los israelitas permanecerán en su desobediencia HASTA EL FIN DEL MUNDO.

Pero esta desobediencia no frustra el plan de Dios porque El salvar a TODO SU PUEBLO (TODO ISRAEL) a pesar de la rebeldía de algunos que han sido endurecidos. Aún ha usado la desobediencia de ellos para ofrecer la salvación a los gentiles y así da entrada a las muchedumbres de las naciones para provocar a celos algunos judíos. ASÍ (provocando a los judíos a celos con la entrada de los gentiles) SALVA A TODOS LOS ISRAELITAS que pueden ser movidos a la obediencia a Cristo Jesús. ESTO es lo que Pablo YA estaba haciendo (vea Romanos 11:13,14). Así, un remanente de la nación de Israel se salvó.

Algunos piensan que esta referencia a que “todo Israel será salvo” tenga que ver solamente con un tiempo futuro. PERO esto YA estaba sucediendo en el tiempo de Pablo, ha seguido y seguir hasta que todos los gentiles que van a obedecer obedezcan y Cristo venga otra vez para juzgar al mundo. La enseñanza es sencillamente que habrá dos clases de israelitas HASTA EL FIN DEL MUNDO. “No todos los que descienden de Israel son israelitas” (Romanos 9:6). Será así hasta el fin. Siempre habrá: (1) el remanente creyente – el verdadero pueblo de Dios; y (2) los israelitas endurecidos que serán condenados.

Sin embargo, ASÍ TODO ISRAEL SERA SALVO. Si Israel se aplicara a la nación física de Israel, esto enseñara que TODO israelita de TODA poca será salvo en el fin. Pero esto será una contradicción de toda la carta a los Romanos (y de muchos otros textos en la Biblia). La verdad es que la Biblia habla en este texto de TODO ISRAEL DESDE EL PUNTO DE VISTA DE DIOS y según lo que Dios nos ha explicado en Romanos 11 (compare nuevamente Romanos 9:6).

NO ES todos los judíos sino los israelitas que lo son POR FE Y OBEDIENCIA A CRISTO, el remanente fiel. En Romanos 11:25 tenemos un contraste con Romanos 11:26. Israel FÍSICO ha sido endurecido en parte, pero esto no quiere decir que Dios ha desechado a Su pueblo porque el pueblo verdadero de Dios, Israel EL REMANENTE CREYENTE, será salvo EN SU TOTALIDAD sin ninguna excepción. TODO ISRAEL, de los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob en adelante, TODOS LOS FIELES, TODOS LOS CREYENTES serán salvos.

En el versículo 25 nos ha declarado que el número completo de los GENTILES tiene que entrar en la salvación y AHORA en el versículo 26 nos enseña que también el número completo de los ISRAELITAS tiene que ser salvo. La plenitud de los gentiles se refiere a todos los gentiles que obedecemos por fe. TODO ISRAEL se refiere a todos los israelitas que obedecen por fe. Si refiriéramos “todo Israel” a toda la nación de Israel y su salvación, lógicamente tendríamos que referir “la plenitud de los gentiles” a todos los gentiles de todas las naciones. En este caso todo el mundo será salvo. PERO no se trata de esto sino de la seguridad que todos los fieles del pueblo de Israel, EL ISRAEL VERDADERO DE DIOS, serán salvos.

“¿Ha desechado Dios a su pueblo?” (Romanos 11:1). NO, porque “todo Israel será salvo” (Romanos 11:26).

La salvación de Israel, no obstante, siempre será por medio de Jesucristo. Aún los profetas habían hablado de la salvación de todo Israel y Pablo cita sus palabras en Romanos 11:26,27 para probar su punto. Lea estos textos con cuidado. Israel se salva por tener sus pecados quitados por EL LIBERTADOR que viene de Sión. Por supuesto, esta profecía se refiere a la primera venida de Cristo Jesús, el Salvador de Su pueblo (Mateo 1:21). Dios salvara Su pueblo completamente por medio de Cristo Jesús y Su evangelio. Pero la parte infiel de la nación de Israel permanecer DESGAJADA DEL ISRAEL DE DIOS y recibir el castigo eterno cuando Cristo vuelva a recibir a Su pueblo y castigar a todos los que no han obedecido Su evangelio.

Deja un comentario